23 abr. 2017

Ser o no ser

Cuando llega un momento en la vida, donde te empiezas a plantear cosas, pues es ahora cuando tienes mas tiempo de pensar sobretodo en mis paseos matutinos por el Paseo Marítimo.
Una vez que este paisaje se te clava en tus sentidos, respiras ese aire del mar, observas a las personas que mas o menos diariamente forman parte del entorno, escuchas esas noticias que a veces te llevan hacia otros mundos es cuando empiezo a pensar en mi pasado y valoro lo que hice pero mucho mas siento lo que soy hoy, no sabia ni apreciaba en realidad el momento que estoy viviendo, aunque el día a día hay que vivirlo con sus pequeñas historias y devaneos, propios de cualquier persona.
No quisiera hacer un soliloquio de mi estado de ánimo, sino de un estudio del título en cuestión, que es el ser o no ser de una persona.
Siempre me lo he preguntado, hubo una vez un padre de un alumno que le decía a su hijo que la vida era como un tren, pero sino eres capaz de subirte en ese tren siempre estarás en la misma estación, el tren a veces pasaba muy ligero para mucha gente y se quedaban en la estación esperando a que llegase otro.
Otra vez una persona tenía pánico a los exámenes orales, eran unas oposiciones, se estaba jugando su futuro, pensó en darse una vuelta sin presentarse a las mismas, pero había una fuerza mayor sus hijos, en su pensamiento vio que estaba su futuro ahí se presentó a ellas y aprobó.
En tu juventud te rodeas de personas, lo pasas de película con ellos, en las fiestas, en el colegio, en la universidad, pero tienes que seleccionar de esa selección se irá dibujando tu personalidad. tus aficciones e incluso tu llegar a ser alguien, es muy dificil el saber elegir la idoneidad de los amigos, he tenido, tuve y tengo pocos amigos pero forman parte de mi ser y de mi personalidad.
Respecto a los consejos de los mayores siempre los he oido y respetado, otra cosa es que los haya llevado a cabo, pero me doy cuenta que tambien tuvieron mucha razón.
El trabajo ha sido el lema de mi vida ya que desde niño ayudaba a mi madre, donde me empecé a forjar mi personalidad, a distinguir y conocer muchas, como el levantarse diariamente haga frío o calor, saber que nadie regala a nadie nada, todo se hace con trabajo, además con la sonrisa en la cara, mi madre me enseñó a querer el trabajo y a amarlo, por eso cuando me hice maestro todas mis directrices eran buscar, querer y amar mi profesión, considerar tu profesión como un jobi.
Para terminar uno cae en una familia, he dicho cae porque es así, pero con el tiempo tu haces tu propia familia depende de esa elección primaria es el toque definitivo para la felicidad completa y la cuestión del ser o no ser está en tu pareja y en tus hijos.
Como habréis notado he tocado todos los pilares de la vida, el trabajo, la lucha por la consecución de un empleo, las amistades, los consejos y la familia.
El ser o no ser



30 sept. 2016

Un año después...

Un año pasó desde que dejé la docencia. Mi vida ha cambiado radicalmente, aunque con otros intereses, lo mismo que aprendía cada día en mi trabajo,ahora el campo de visión es más amplio, antes todo giraba en torno a la educación, ahora partiendo de mi entorno familiar los objetivos han cambiado, desde ser educador de niños paso a ser educador y aprendiz hacia las personas de la tercera edad, admiro la soledad del amo de casa en las facetas culinarias, limpieza, orden y colocación de los elementos de la casa. Día a día, hora a hora, ese trabajo en la sombra sin notas ni calificaciones pero con la satisfacción de tenerlo realizado.






Poco a poco también me voy implicando con los vecinos, conozco los problemas de algunos, hablo más tiempo con ellos. En mis paseos observo mejor a las personas, dándome cuenta de lo que hay a mi alrededor, muchas personas mayores, amas de casa y algunos jóvenes...vidas con historias realizadas o en proceso continuo de vivencias que hacen que sigamos esa lucha por la supervivencia.

La vida familiar es más intensa, está plagada de sueños a realizar, aunque a veces se quedan en propósitos.
Me alegra cuando veo a mi otra familia, mis compañeros, antiguos alumnos, padres, madres en el Facebook, siento que están ahí a mi lado en un lapsus de tiempo, una sensación indescriptible. Estoy satisfecho y feliz que tantas personas me quieran tanto aunque sean en la distancia. Simplemente gracias.

Este año me pasó volando, parece que fue ayer, cuando en mi soledad decía el último adiós a mis compañeros/as,a mi aula de de tantos años; ahora siento nostalgia solo por el recuerdo del momento.
No todo queda en familia, también están los nuevos amigos (que siempre estuvieron ahí) de antaño que intercambiamos personalmente nuestras vivencias unas positivas y otras negativas.

Mis pensamientos giran en torno a la política, la injusticia social, el medio ambiente son más o menos las movidas que tengo en mi muro de Facebook.
Me quedan muchos retos por realizar:  la lectura diaria, ejercicio físico, escribir en mi blog, viajar más...
Realizar algo a nivel social, aunque ya colaboro en varias ONG de forma económica, soy una persona comprometida, me debo a mí mismo el poder realizar actividades que tengan una satisfacción plena, pero que no me supongan un grado de compromiso diario (eso es el trabajo).


En definitiva lo que pretendo es cultivar mi mente, satisfacer mi ego y ayudar a los demás.
"El día da para mucho, las horas dan para más y las necesidades están en función en el grado de compromiso e implicación que ofrezcas".

En resumen, ha sido un año muy intenso, a la vez corto, con las despedidas de compañeros, amigos y familia, reformas de las casas y viajes.
El venidero ya es distinto, todo queda atrás, el ideario es el día a día, el momento, la compañía, la soledad, los amigos, el estar con, el ahora que, mientras haya salud hay vida y si no la hay positivismo para luchar y seguir adelante.
"La vida es sencilla nosotros nos la complicamos"

Es un aniversario, el primero, espero tener la fuerza, el valor y la alegría de poder seguir escribiendo sobre las vivencias de un maestro jubiletas.
El tiempo no se detiene, la distancia hace que el olvido tome rumbos distintos, que serán el modo de vida donde el ser humano se enfrente.
Un maestro, un trabajo, una vida...

30 may. 2016

Un tiempo más o menos

Tiempo hace que no escribo desde que dejé la docencia, estos meses me han servido para analizar el pasado y deducir algunas  conclusiones respecto a mi persona.Menciono de una forma somera sin análisis comparativo de cuáles son unas u otras, para no cansar a mis potenciales lectores pondré diez.

1. Caminar diariamente escuchando a Pepa Bueno y su equipo de profesionales de la Cadena Ser ha sido una vitamina en mi soledad .



2. He aprendido a conocer quiénes han sido los mejores amigos/as a lo largo de mi trayectoria social y profesional


3. Los intereses culinarios hacen que la mañana sobre todo los jueves y viernes se me pasen volando.
Una vez a la semana visito a un gran amigo mío, donde nos contamos nuestras vivencias pasadas y otras cosillas.
Gracias al Equipo educativo de mi colegio por realizar el concurso de cuentos Antonio Martínez

4. Realizo actividades que si estuviera trabajando no podría, algunas son favorables hacia mi persona y otras se me quedan en el tintero de la indiferencia.
Nuestra vida sigue un cauce 

5. La lectura, fotografía, e Internet son mis materias preferidas en este mundo del jubiletas.
Faluca Almariya

Cable inglés y monumento a las victimas almerienses de Mathausen

6. Mis viajes en este periodo de tiempo, aunque han sido pocos, es la fantasía hecha realidad, antes, durante y después me sirven como un medio para soñar.
Frigiliana

Córdoba

7. Mi esposa es mi alma mater, cubre gran parte de mi vida, me apoya, vive mis momentos, incluso aún no estando conmigo. Me incentiva en toda situación, me hace ver la vida de otra manera en aquellos pequeños bajones depresivos, junto a mis hijos que son para mí, las grandes preocupaciones que puede tener una persona forman el sostén de esta tercera vida.
Soy la persona más feliz del mundo con ella

8. Como todo no se puede borrar me queda un nexo de unión con la enseñanza, sigo a mis compañeros,antiguos alumnos y padres y madres en Facebook, me siento feliz con sus éxitos, al igual que veo y admiro su evolución como personas.
IES Francisco Montoya 



9. Quiero a mi Almeria, sus calles, sus gentes, sus plantas, veo también la pobreza diaria, el desamparo de algunas personas jóvenes y mayores, hacen que sienta una mayor concienciación hacia ellos, para ello en este período de tiempo me he hecho socio de Cruz Roja.
Mi Almeria 


Guapa y bella


10. Para terminar mi vida hasta hoy continúa y soy feliz cada despertar de mi persona, la vida no cambia sino continúa.

5 feb. 2016

Unas palabras de Andrés Sánchez Bonillo

Como lo prometido es deuda. Hoy he tenido tiempo para empezar a escribir en mi blog, lo primero que voy a realizar es transcribir el discurso realizado hacia mi persona por mi compañero y amigo Andrés.
Mi querido y entrañable amigo y maestro Antonio:
Cuando me invitaron a decir unas palabras en este acto de  tú liquidación, perdón quería decir de jubilación administrativa, dije si quiero sin dudar. Un instante después, al enfrentarme a ¿qué decirte?, se hicieron presentes en mí mente los temores propios de una persona que quiere hacerlo perfecto ante un acto de la injundia de este.

El primero, no resultar tedioso y tormentoso como los claustros en los que nos conocimos, aunque en la distancia del tiempo, les concedo su puntillo y recuerdo con simpatía y agrado a todos los que estábamos por allí.

El segundo, ¿y si no le gusta a la peña?, entonces discurrí si todos los que estamos aquí te queremos y nos sentimos tus amigos y yo todo lo que voy a decir es bueno, les tiene que gustar inevitablemente.

El tercero, ¿recojo o no aspectos de su biografía?, no por razones obvias, así que estas palabras son mi mirada personal y nacen de mi experiencia contigo en el hoy percibido como breve segmento vital de unos seis cursos escolares, y por tanto una opinión absolutamente subjetiva; y, desde luego, sin recortes, no te voy a hacer un ZP-Rajoy en mis elogios a tus excelencias como persona y maestro.

El cuarto, si desde el minuto cero sé como voy a terminar estas palabras, ¿cómo las comienzo?, el primer impulso fue: ¿qué hace un maestro como tú en un homenaje como este? decidí que esto no pega, pues si bien es cierto que eres un tanto rebelde y transgresor, no lo es menos que siempre sabes y has sabido estar, que siempre separas la rutina de las ocasiones, las anécdotas de lo importante  y , además de eso, eres conservador de las sanas y buenas costumbres entre colegas. En conclusión Antonio, permíteme que insista, aquí estas para dejarnos que te digamos cosas bonitas y sentidas, que te  agasajemos, y recojas una pequeña muestra de lo mucho y bueno que has sembrado en nosotros y en tú dilatada vida de docente, de la cual hoy te despides, pero no de la otra, si hombre de la de MAESTRO pues eso lo serás siempre.

Así pues he decidido empezar por querido , no en su significado de relación clandestina, sino en el de persona querida. Que nadie piense que entre tú y yo no han habido diferencias, las hemos tenido y las tenemos, pero frente a ellas siempre hemos puesto tres cosillas: respeto, diálogo y generosidad, tres valores con los que se crea ese espacio tan maravilloso llamado compañerismo; y tú Antonio eres un magnífico compañero, siempre estuviste cuando yo te necesité” ¡gracias amigo!.

La otra palabra es entrañable, y lo eres por dos razones: la primera, por ser un magnífico ejemplar de lo que yo llamo Maestros de la Transición, a saber, aquellos que iniciasteis la carrera administrativa con la democracia llevando el sistema educativo de la vara, la tarima y el crucifijo  al programa 2.0, a las aulas tic, etc, en definitiva a la modernidad.

Una generación en peligro de extinción, que comenzó siendo Maestros Nacionales de EGB para terminar siendo Maestros Transferidos de Educación Primaria.

Maestros con señas de identidad propias e inequívocas: progresistas, renovadores, de una ética y estética intachable, comprometidos, de sólida y contundente formación académica y docente, solidarios, tolerantes pero no permisivos, defensores del diálogo pero no del todo vale, sensibles, cercanos y accesibles a sus alumnos pero no coleguillas, flexibles y comprensivos pero exigentes, etc.

La segunda, Antonio eres entrañable por estas bendecido por los dioses con el don de ser maestro. Se nota que tu ADN lleva codificado el  abc de la docencia. Eres de esos maestros a los que todo el mundo quiere, de los que haces fácil el arte de enseñar y que sus alumnos le siguen como si fueras el auténtico flautista de Hamelin.

Bueno, ahí va la despedida: yo me quedo con los maravillosos ratos que he pasado en tus reuniones de ciclo, con los momentazos en conserjería con Federico cuando nos poníamos verdes-bordes con las maestras,  con tú excelente humor de mañana, con las tertulias en los recreos cuando coincidíamos, con tú habilidosa habilidad para moderar y llevarnos al huerto del entendimiento, y tantos momentos buenos que se quedan en el recuerdo de ese breve instante de nuestras vidas.

Ya sabes que  te controlo en facebook y te deseo que en el resto de tu vida  tengas un HORARIO MACIZO de felicidad.



Querido y entrañable amigo y compañero

Momentazos en Conserjería

Horario macizo de felicidad

Que feos que somos y que guapa es Gelen

Te controlo en Facebook
Andres Sánchez Bonillo

Exmaestro que te admira, respeta y quiere. 

26 oct. 2015

Recuerda



Llego antes de las nueve, firmo como siempre, me dirijo a la sala de profesores, allí se encuentran los compañeros de todas las mañanas, se nota algo en el ambiente distinto. Hago los comentarios pertinentes relacionados con la educación de forma jocosa, para no manifestar mis sentimientos internos.

Aparece una compañera a decirme algo aparte, me hace un entrega de un detalle viajero.
Suena el timbre, filas, niños suben, los observo, diciéndoles mentalmente adiós, todo será diferente para mí, vosotros sois el futuro.
Bajan dos niñas me dedican su adiós, un nudo se me hace en mi garganta,  representan el adiós simbólico de todos aquellos alumnos que han formado parte de mi vida en la enseñanza.
Entro en la biblioteca, realizo el último trabajo en el colegio siendo un decálogo de aspectos de animación a la lectura, que comento con el director y Jefa de Estudios.
La mañana pasa lentamente, aparece una compañera ya jubilada, quiere tener un detalle conmigo y sus compañeros, iniciamos el peregrinaje del adiós, primero en Infantil, con el profesorado y sus pequeños alumnos. Estoy tan maravillado de estas personas por el cariño que tuvieron hacia nosotros, es indescriptible la humanidad que desprendían, hay que estar allí para sentirlo.
El tiempo marcaba el final, nos íbamos a Primaria, Aula Sol, el ambiente me ahogaba en mis sentimientos puesto he pasado por aquellas aulas durante nueve años. Alumnos que están, otros que se fueron y ...¡pensar que en dos horas, el presente quedará en recuerdo!

Después del recreo mi compañera y yo nos sentamos en la biblioteca a hablar de nosotros, de nuestro futuro inmediato, ella  se va del centro, yo me tengo que quedar a cumplir mi horario, en ese intervalo de tiempo vuelvo a las clases a despedirme de dos grupos, tengo mis últimas apreciaciones educativas con una compañera de tercer ciclo. Llegan las dos de la tarde, última firma y el adiós, repito con algunos todos son elogios quedo muy abrumado, al equipo directivo y mis compañeros les deseo lo mejor para ellos en su futuro.


Salgo sin mirar, Un día, un trabajo, toda una vida.

UN RECUERDA este último día de trabajo